10.4.08

PUBLICADO EN: "O oso Mitrofán" (semanaldigital.com)

Artigo publicado en www.semanaldigital.com o día 8 de Abril de 2008:
“La Fiscalía de la Audiencia Nacional recurrió la decisión del juez Fernando Grande-Marlaska de archivar la denuncia contra dos periodistas y un humorista gráfico que criticaron al Rey por haber cazado supuestamente un oso ebrio en un parque nacional de Rusia en verano de 2006. En concreto, con el citado escrito se recurre la decisión de Grande-Marlaska de archivar la querella presentada por la Fiscalía contra José Antonio Rodríguez y Javier Luis Ripa por publicar en el diario Deia una fotocomposición en la que aparecía el Don Juan Carlos junto a un oso muerto apoyado sobre un barril de licor. Esta composición iba acompañada por dos leyendas, una que rezaba "bodegas Caza-Illa, para sentirte como un Rey" y otra en la que se leía "Mitrofan era un oso de feria, le metieron en una jaula y lo pusieron a tiro del Rey tras emborracharlo con vodka y miel". La querella también iba dirigida contra el periodista Nicolás Juan Lococo, que publicó en los diarios Deia y Gara un artículo titulado Las tribulaciones del oso Yogi.En el citado artículo, Yogi relataba la muerte del oso Mitrofan y en él se recogían expresiones como "soberano irreponsable", en referencia al Rey, o "no estaría de más que se diera la voz de alarma a los ositos de peluche, incluidos los de Froilan y toda la cuchipanda, no sea que el mequetrefe de su abuelo, despechado por no encontrar ejemplares en la fauna, la emprenda a tiro limpio con ellos".


Al archivar la causa, Grande-Marlaska subrayaba que, "siempre que no se tenga una voluntad exclusiva de menosprecio", la critica a la institución monárquica "la engrandece haciéndola más cercana a la sociedad" y aseguraba que los trabajos periodísticos denunciados se enmarcaban dentro de la libertad de expresión. Bien al contrario, la Fiscalía sostiene que, si bien las personas que ocupan un cargo de autoridad pública se hallan "sometidas a la crítica", estas "no quedan despojadas del derecho al honor, que constituye un límite de la libertad de expresión".
En este sentido, el escrito señala que la figura del Rey "no queda salvaguardada de la crítica ni de las caricaturas, chistes o sátiras" pero si lo está, "como cualquier otra persona, del insulto y de la injuria".Para el Ministerio Público, en la contraposición de ambos derechos, el del honor y el de la libre expresión, "no se veda el uso de expresiones hirientes, molestas o desabridas, pero se excluyen las expresiones absolutamente vejatorias", como considera que es el caso de los trabajos periodísticos de los diarios Deia y Gara.”

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal